Vacuna de la leishmaniosis canina

Como ya sabéis, la leishmaniosis canina es una enfermedad parasitaria muy grave que puede ser mortal si no se diagnostica o trata a tiempo.

La enfermedad se transmite por la picadura del mosquito flebótomo y puede infectar a especies como: perros, gatos, liebres, zorros, lobos, otras especies salvajes y hasta al ser humano.

La leishmania se considera enfermedad zoonósica.

Como ya hemos contado anteriormente en otros post el mejor tratamiento para la enfermedad es la prevención mediante la aplicación de antiparasitarios como collares, pipetas, pastillas o la vacuna contra la leishmania.

A continuación te vamos a explicar más sobre esta vacuna.

vacuna leishmania

¿Qué es la vacuna contra la leishmania? 

La vacuna de la leishmania es un antiparasitario que se utiliza para evitar que nuestro perro contraiga la enfermedad aumentando la barrera al flebotomo.

Esta vacuna estimula el sistema inmunitario para que si el mosquito flebotomo pica y le transmite la leishmania esté más fuerte frente a la enfermedad.

Es decir, el objetivo de la vacuna de la leishmania es que el perro se haga resistente a la enfermedad para que no pueda llegar a desarrollarse.

Hay estudios sobre la vacuna de la leishmania que han demostrado que tiene una eficacia del 72% en la prevención de la enfermedad. Es cierto que en las áreas donde hay más posibilidad de contagio la eficacia es más baja.

vacuna leishmania canina

¿Tiene efectos secundarios la vacuna de la leishmania? 

La vacuna de la leishmania normalmente no presenta efectos secundarios aunque excepcionalmente se ha visto un pequeño hinchazón o picor en la zona donde se ha colocado la vacuna. Este pequeño efecto secundario aparece a las horas.

La vacuna contra la leishmania se pone si los resultados de las pruebas han dado negativo y se puede poner a partir de los 6 meses de edad. Una vez puesta la primera dosis de esta vacuna tu perro estará protegido a partir de los 28 días y su efecto dura 1 año.

Una vez pasado el año se volverán a hacer las pruebas de la leishmania para descartar que tu perro este contagiado y si da negativo se vuelve a poner la vacuna.

¿Existen autovacunas para la leishmaniosis canina? 

La respuesta es si, y es que la autovacuna es un tratamiento inmunológico de prescripción veterinaria que consiste en la extracción de una muestra de tu mascota para crear una vacuna específica para su leishmania.

Esta autovacuna permitirá que el sistema inmune de tu mascota pueda tener una respuesta más eficaz.

La autovacuna a diferencia de la vacuna convencional se pondrá si el perro ya esta contagiado.

¿Te ha parecido útil este contenido?

Deja un comentario