Traqueobronquitis infecciosa canina “Tos de las perreras”

La traquebronquitis infecciosa canina o comúnmente conocida como tos de las perreras es una enfermedad que causa una inflamación de las vías respiratorias. Se trata de una enfermedad multifactorial ya que puede producirse por más de un patógeno.

Se trata de un virus con una gran contagiosidad por lo que es más común en protectoras, criaderos, pipi canes y lugares donde interaccionan gran cantidad de perros.

Tos de las perreras

¿Quien produce la tos de las perreras?

La enfermedad de la tos de las perreras está producid por el virus de la parainfluenza o adenovirus canino tipo 2, se trata de un patógeno que tiene afinidad por tracto respiratorio causando la entrada de bacterias oportunistas como Bordetella Bronchiseptica.

Síntomas de la tos de las perreras

El síntoma más característico de la tos de las perreras y prácticamente patognomónico es la tos seca que se produce al inicio de la enfermedad. Mucha gente confunde esta tos con arcadas, vómitos o incluso es frecuente oir la frase “se le ha atascado algo en la garganta”.

En ocasiones produce fiebre y junto con la tos se observa un decaimiento y pérdida de apetito en el animal.

Pese a la apariencia que da se trata de una enfermedad autolimitante y es posible que nuestro perro la supere sin requerir medicación. En algunos casos cuando esta tos persiste o se produce una infección bacteriana secundaria será necesario el empleo de antibióticos y antiinflamatorios. Si no tratamos a tiempo puede invadir las vías respiratorias bajas y derivar en una neumonía por lo que es muy importante acudir al veterinario en cuanto empiecen los síntomas.

Prevención y tratamiento de la tos de las perreras

Los cachorros de menos de 6 meses son los más afectados por la tos de las perreras debido a un sistema inmunológico más débil. De igual manera, animales inmunosuprimidos (hembras gestantes, perros viejos…) pueden tener más probabilidades a desarrollar la enfermedad.

Una vez que nuestro perro sea diagnosticado de traqueobronquitis infecciosa debemos evitar el contacto con otros perros para evitar el contagio.

Dependiendo del caso el veterinario recetará una mediación. Es recomendable estimular el sistema inmunitario mediante un pienso de buena calidad y complementos alimenticios que promueven la respuesta del sistema inmune (IMROMUNE ®).

Por último, debemos alejar sus zonas de descanso de corrientes de aire o lugares donde pueda coger frío y evitar el baño durante su recuperación para evitar recaídas.

¿Te ha parecido útil este contenido?

Deja un comentario