Refuerzo positivo y negativo en perros

¿Has oído hablar alguna vez del refuerzo en positivo y en negativo en perros?

Hay muchos métodos de educación para los perros y es muy importante conocerlos bien para elegir el que más beneficie a nuestro mejor amigo.

La educación y el adiestramiento de los perros ha cambiado y evolucionado a lo largo de los años de forma constante y se han ido descubriendo nuevas técnicas que no tienen nada que ver con las que se usaban antiguamente.

Aquí vamos a hablar del refuerzo positivo y negativo.

Los refuerzos son estímulos que hacen que una conducta concreta se repita por medio de una asociación.

El refuerzo se utiliza cuando queremos que nuestro perro aprenda un buen comportamiento.

Lo contrario al refuerzo es el castigo y es muy importante saber diferenciarlo.

refuerzo positivo y negativo en perros

¿Cuál es la diferencia entre refuerzo y castigo?

La diferencia entre estos dos términos es que el refuerzo ayuda a que la acción se repita y el castigo a que la acción se elimine. 

Refuerzo positivo en perros

Como hemos dicho antes, el refuerzo positivo ayuda a que una conducta se repita. Para que una conducta se repita hay que premiar nuestro perro con algo que le guste (chuche, caricia, palabras bonitas, juguete, paseo…) 

Esto hará que aquello que le has enseñado o ese comportamiento se repita.

Para poner un castigo positivo se utiliza un estímulo desagradable para eliminar la conducta, es decir, le podemos regañar cambiando nuestro tono de voz y después ignorarlo durante unos minutos para que sepa que eso que ha hecho está mal.

Refuerzo negativo en perros 

El refuerzo negativo también ayuda a repetir una conducta pero eliminando algo mal hecho por el perro.

Para aplicar el refuerzo negativo se retira el estímulo agradable para eliminar la conducta mala. En resumen, se le quita el refuerzo positivo.

Esta en realidad es la forma más adecuada de educar a un perro y no con el castigo positivo.

Ejemplo de refuerzo positivo y negativo en perros:

Aquí te vamos a explicar como funcionan estos estímulos mediante ejemplos muy sencillos.

Enseñas a tu perro a sentarse

1️⃣ Refuerzo positivo: premias con una chuche a tu perro cuando se sienta.

2️⃣ Refuerzo negativo: presionas hacia abajo el culo de tu perro hasta que se sienta y dejas de presionar.

De las dos maneras haremos que nuestro perro se siente pero con la primera hacemos que se repita la conducta de una manera agradable ( con la chuche) y con la otra al quitar la presión eliminamos algo molesto para él.

Ejemplo de castigo positivo y negativo

El castigo como hemos dicho también forma parte de la educación del perro.

Enseñas a tu perro a que no muerda

Tu perro tiene un hueso o un juguete y cuando te acercas a él te muerde.

1️⃣ Castigo positivo: le regañas y castigas.

2️⃣ Castigo negativo: Le quitas lo que tiene en la boca o con lo que esta jugando y no puede seguir haciéndolo.

refuerzo positivo y negativo en perros

Resumen

El refuerzo positivo y negativo tienen como objetivo que se repita una acción pero con la diferencia de que el positivo es añadiendo algo bueno y el negativo eliminando algo malo.

Con el castigo positivo y negativo lo que buscamos es que una acción deje de repetirse, en el primer caso se añade algo malo y en el segundo eliminando algo bueno.

Positivo es igual a añadir y negativo eliminar.

¿Te ha parecido útil este contenido?

Deja un comentario