Peritonitis infecciosa felina en gatos (PIF)

La peritonitis infecciosa felina es una enfermedad vírica de distribución mundial que afecta a los gatos y presenta una alta mortalidad. Esta producida por un coronavirus muy resistente ya que puede sobrevivir en ambientes secos hasta 7 semanas lo que hay riesgo de transmisión indirecta.

En raras ocasiones, este coronavirus muta causando la forma mutada de esta enfermedad llamada “PIF”.

Peritonitis infecciosa en gatos

¿Cómo se transmite la peritonitis infecciosa felina en gatos?

Esta enfermedad se transmite sobre todo por las heces y en menor medida por secreciones orales, respiratorias y orina. La mayoría de gatos infectados son asintomáticos o presentan un cuadro entérico leve.

El hecho que un gato esté infectado no significa que vaya a desarrollar el PIF. Tras la exposición al virus se calcula que un 5-10 % presentan enfermedad clínica y un 4 % resisten la enfermedad. El resto, resultan ser portadores asintomáticos crónicos o temporales.

Síntomas de la peritonitis infecciosa en gatos

Hay dos tipos de cuadros clínicos del PIF, la forma seca y la húmeda.

La forma seca se caracteriza por la formación de lesiones piogranulomatosas en varios órganos y en el caso del “PIF húmedo” se produce un derrame torácico y abdominal. Los síntomas iniciales son inespecíficos como por ejemplo pérdida de apetito y decaimiento aunque suele progresar de forma rápida.

Síntomas del PIF seco

  • Insuficiencia hepática (ictericia)
  • Insuficiencia renal
  • Pancreatitis (vómitos, diarrea, diabetes)
  • Problemas respiratorios
  • Alteraciones oculares y del sistema nervioso central (nistagmo, ataxia, paresia y/o parálisis, temblores, convulsiones)

Síntomas del PIF húmedo

  • Distensión abdominal
  • Ictericia

Diagnóstico de la peritonitis infecciosa en gatos

Los síntomas nos harán sospechar de esta enfermedad pero el diagnóstico es complicado de detectar antes de la muerte del animal.

La bioquímica sanguínea revela un aumento de las enzimas hepáticas, lipasa y/o amilasa y en el hemograma podemos encontrar anemia no regenerativa y linfocitosis.

La serología puede darnos un positivo a coronavirus pero no distinguirnos de un PIF de igual forma que la PCR.

La inmunohistoquímica de las biopsias es la prueba diagnóstica definitiva .

Tratamiento de la peritonitis infecciosa en gatos

No hay tratamiento eficaz. El único tratamiento será paliativo, únicamente se tratan los síntomas que van surgiendo durante la enfermedad. En la mayoría de los casos la eutanasia humanitaria para evitar el sufrimiento del animal es la mejor opción.

 

¿Te ha parecido útil este contenido?

Deja un comentario