Parásitos intestinales en perros

Cada vez somos más conscientes de la importancia de desparasitar a nuestra mascota de manera periódica. Debemos saber que son muchos los parásitos intestinales que pueden causar enfermedades a nuestros animales e incluso tratarse de una zoonosis y afectar a sus dueños.

Aquí os vamos a hablar de los parásitos intestinales en perros más comunes.

Parásitos Nematodos en perros

parasitos intestinales en perros

Las lombrices o también conocidos como gusanos redondos son parásitos intestinales que viven en el intestino. Podemos encontrar tres tipos: áscaris, anclyostomas y tricurosis.

La mayoría suele afectar a cachorros y hembras gestantes por lo que la desparasitación intestinal en este tipo de animales es de vital importancia. Se trata de una zoonosis y los niños son el principal grupo de riesgo quienes se pueden infestar mediante la ingestión accidental de los huevos.

¿Cómo se contagian los Nematodos en perros?

Los parásitos adultos una vez llegan al intestino ponen huevos que son eliminados mediante las heces o el vómito del perro infestado por lo que será cuando otro perro sano ingiera los huevos que posteriormente eclosionaran en intestino y crecerán hasta convertirse en las formas adultas. En algunos casos como Toxocara canis pueden incluso migrar a corazón y pulmones.

¿Qué síntomas tienen estos parásitos intestinales en perros?

  • Abdomen hinchado
  • Anorexia
  • Dolor abdominal
  • Vómitos y diarrea con o sin presencia de huevos y/o parásitos adultos
  • Dificultad respiratoria y tos

Tratamiento de los Nematodos en perros

El tratamiento es muy sencillo, en el caso de cachorros se puede empezar la desparasitación interna a partir de las 3 semanas de edad con un antiparasitario llamado Febendazol.

Este antiparasitario se suele encontrar en forma de pasta para facilitar su toma. Debemos tener en cuenta que un perro no se puede vacunar si no se ha realizado una desparasitación previa y está libre de parásitos intestinales.

Una vez adultos se repite únicamente cada 3 meses a modo preventivo ante los parásitos intestinales. En hembras gestantes debemos desparasitarlas alrededor de los 15 días antes del parto.

Parásitos Cestodos en perros

Los cestodos son parásitos intestinales. Son las comúnmente llamadas tenias o gusanos planos, tienen un aspecto más aplanado y su cuerpo está dividido en segmentos llamados proglótidos. En este grupo encontramos el Dipylidium caninum y Echinococcus spp.

parasitos intestinales en perros

¿Cómo se contagian los cestodos en perros?

En el caso de dipylidium caninum lo transmiten las pulgas. El perro debido al picor se lame la piel e ingiere las pulgas siendo en el tracto digestivo donde el parásito llega a su forma adulta tras una media de 21 días. Los huevos del parásito se eliminan con las heces y tiene el aspecto de un grano de arroz.

Los equinococos viven en el intestino delgado y se contagian a través de los huevos excretados en las heces. Los humanos pueden actuar como huésped intermedio y quedar infestados causando graves problemas en algunos órganos.

¿Qué síntomas tienen estos parásitos en  perros?

En este caso no suelen producirse prácticamente síntomas. En ocasiones se pueden apreciar síntomas como prurito anal, aumento de apetito, pérdida de peso o colitis.

Tratamiento de los cestodos en perros

El tratamiento de elección es el praziquantel. En muchas ocasiones lo encontramos asociado a otros antiparasitarios como el febendazol para cubrir todo tipo de gusanos y se dará de forma trimestral.

Recordar que es muy importante desparasitar internamente a nuestros peludetes cada 3 meses para evitar estos parásitos intestinales, para ello no hace falta acudir al veterinario a no ser que veamos cualquiera de ellos en las heces de nuestros perros que entonces nuestro veterinario marcara la pauta de desparasitación hasta hacer desaparecer ese parasito intestinal.

¿Te ha parecido útil este contenido?

Deja un comentario