Pancreatitis en perros y gatos

La pancreatitis en una inflamación del páncreas. La pancreatitis en perros y gatos se desarrolla cuando las enzimas que se producen y almacenan en el páncreas se activan y comienza el proceso de digestión en el mismo páncreas.

Entonces es cuando se desarrolla la inflamación local y sistémica derivando a un fallo multiorgánico.

pancreatitis en perros y gatos

¿Qué es el páncreas y que función tiene? 

El páncreas es una glándula de funcionamiento dual que se encuentra en la parte anterior del abdomen, debajo del estomago y al lado de la parte superior de intestino delgado.

El páncreas tiene dos funciones:

1️⃣ La principal función hormonal o endocrina es como responsable de la regulación del azúcar en sangre a través de la producción de insulina.

2️⃣ La otra función del páncreas es la producción de productos químicos especiales o enzimas que son esenciales para la digestión de los alimentos. Estas enzimas están activas en el páncreas hasta que son necesarias durante las comidas y entonces estas se liberan en los conductos desembocando en el intestino delgado y produciendo los componentes químicos para que se descompongan los alimentos en pequeñas partículas. 

¿Qué causa la pancreatitis en perros y gatos?

Pancreatitis canina

Uno de los factores que hacen que se produzca pancreatitis en perros es la obesidad, las dietas con elevada cantidad de grasas o el metabolismo alterado de las grasas.

En el caso de los perros no es tan frecuente como en gatos la presencia de Ictericia, es decir, la coloración amarillentas en las mucosas debido a un aumento de bilirrubina.

ictericia gato

Pancreatitis felina 

En el caso de los gatos es una enfermedad bastante habitual, crónica en la mayoría de casos por la inflamación o irritación crónica del sistema digestivo. Algunas pancreatitis pueden ser agudas y severas y hacer peligrar la vida del gato. En el caso de los gatos las causas de la pancreatitis pueden ser desde un trauma abdominal a patologías que afectan al conducto biliar y así como enfermedades infecciosas. 

La pancreatitis felina puede afectar a todas las edades aunque los gatos más mayores son más vulnerables. 

Síntomas de la pancreatitis en perros y gatos

Los síntomas de la pancreatitis son muy variados: apatía, vómitos, dolor abdominal. diarrea, fiebre, deshidratación, anorexia. 

En el caso de los gatos los síntomas son más sutiles que en los perros.

Síntomas de la pancreatitis en perros

Solemos encontrarnos con la aparición de los siguientes síntomas: 

  • Vómitos, normalmente amarillentos por la bilis
  • Dolor abdominal
  • Perdida del apetito
  • Depresión mental
  • Heces líquidas
  • Fiebre
  • Deshidratación

Síntomas de la pancreatitis en gatos

Los gatos como hemos dicho antes suelen ser más sutiles teniendo signos clínicos menos específicos como anorexia y letargo entre otros síntomas leves: 

  • Depresión
  • Perdida del apetito
  • Marcaje
  • Vómitos (pueden estar o no presentes)

En el caso del gato si hay obstrucción biliar secundaria existirá ictericia. 

Diagnostico de la pancreatitis

El diagnostico de la pancreatitis se basa en la historia, signos clínicos y un patrón sugestivos de anormalidades en la analítica. 

Diagnosticar pancreatitis puede ser difícil por lo que se realizaran diferentes pruebas: 

  • Radiografía y ecografía abdominal
  • Hemograma, bioquímica sanguínea, determinación de enzimas pancreáticas en sangre
  • Uroanálisis y análisis coprológico
  • A veces examen y biopsia quirúrgica
  • Test de la inmunoreactividad de la lipasa pancreática. 
  • Lavado diagnóstico peritoneal

pancretitis en perros y gatos

¿Cuál es el tratamiento de la pancreatitis? 

El tratamiento de la pancreatitis en perros y gatos tiene que empezar tan pronto como se diagnostique la enfermedad. A veces si se sabe el desencadenante de la pancreatitis hay que tratarlo conjuntamente aunque la mayoría de veces suele ser idiopática. 

La mayoría de los perros y gatos afectados gravemente deben ser ingresados para iniciarse cuidados intensivos. Se les colocara un catéter intravenosos por donde se le administraran líquidos para ayudar a restaurar la presión arterial normal. Según la gravedad también puede realizarse una transfusión de plasma.

El soporte nutricional es crítico para la superación de la pancreatitis aguda o crónica recurrente.

Hay medicamentos que pueden ayudar como antibióticos, insulinas, ciertos anticonvulsivos, antieméticos y protectores gástricos contra úlceras así como medicamentos para ayudar a la motilidad normal del intestino y el dolor.

En determinadas ocasiones es necesario hacer una cirugía para desobstruir el conducto biliar, para biopsiar o eliminar tejido necrótico o abscesos. 

tratamiento pancreatitis en perros y gatos

Dieta tras la pancreatitis

En el caso de los perros se prescribirá una dieta low fat, es decir, baja en grasa y con ingredientes de fácil disgestibilidad.

En el caso de los gatos no es necesario que sea baja en grasas sino que sea altamente digestible y bien tolerada. Si vuelve a repetirle entonces se prescribirá una dieta con proteínas hidrolizas o monoproteica.

Conclusiones

No existe tratamiento específico pero si de apoyo, esto implica control habitual. 

La pancreatitis en perros y gatos puede dar lugar a Diabetes Mellitus y puede dejar secuelas como que sea insulino-dependiente, que tenga pancreatitis recurrentes… 

¿Te ha parecido útil este contenido?

Deja un comentario