El Linfoma felino

El linfoma felino es una de las enfermedades más comunes de gravedad en gatos. Si quieres más información sobre los tipos de linfomas felinos que existen, como diagnosticarlos y cuales son sus tratamientos, te lo contamos mas adelante.

linfoma en gatos

¿Qué es el linfoma felino?

El linfoma es uno de los tumores más frecuentes en gatos de edad avanzada. Se trata de una proliferación anormal de linfocitos que son las células encargadas del sistema inmune.

Los linfocitos se encuentran principalmente localizados en los ganglios linfáticos aunque se distribuyen prácticamente en todo los órganos por lo que el linfoma puede afectar a cualquier parte del cuerpo.

El linfoma felino representa el 30% de todas las neoplasias malignas felinas.

Tipos de linfoma felino

Hay varios tipos de linfoma en gatos y los síntomas dependerán de su localización.

  • Linfoma mediastínico. Este tipo de linfoma afecta al timo y los ganglios linfáticos mediastínicos y esternales.
    Estos órganos se encuentran en la parte frontal del pecho por lo que este tipo de linfoma puede llegar a producir problemas respiratorios. Normalmente suelen verse en gatos jóvenes y la raza siamesa tiene predisposición.
    Los tiempos de supervivencia suelen sor cortos pero un diagnóstico y tratamiento quimioterápico en las fases tempranas puede aumentar la esperanza de vida hasta 6 meses.
  • Linfoma gastrointestinal. Este tipo de linfoma se encuentra en cualquier parte del tracto gastrointestinal. Suele afectar a gatos de mediana y avanzada edad. Puede ser localizado o difuso.
    Los síntomas son vómitos, pérdida de peso, diarrea y pérdida de apetito. Su diagnóstico se realiza con la toma muestra de los linfonodos mesentéricos mediante laparotomía para su posterior biopsia.
    Su pronóstico depende de su extensión y tipo de células.
  • Linfoma multicéntrico. Los gatos con linfoma multicéntrico tienen tumores en varias localizaciones. Normalmente afecta a los ganglios submandibulares, inguinales y poplíteos.
    Los signos varían dependiendo del individuo (pérdida de apetito, pérdida de peso etc.) y sobre todo se suele observar un aumento importante de los ganglios linfáticos periférico. Suele aparecer en gatos de edad media y es el tipo de linfoma menos común.

  • Linfoma extranodal. Suele aparecer en riñones, sistema nervioso central, piel o cavidad nasal. Los signos clínicos varían dependiendo de la localización del tumor. Afecta a gatos de entre 5 y 9 años de edad. El linfoma nasal suele tener un buen pronóstico.

Diagnóstico y tratamiento del linfoma 

El diagnóstico final se obtiene mediante la biopsia del tejido afectado. Las pruebas diagnósticas complementarias dependerán de la localización del tumor.

Algunas de las pruebas más utilizadas son la analítica sanguínea, radiografía, endoscopia, ecografía y/o TAC.

El tratamiento de elección es la quimioterapia. En veterinaria el tratamiento quimioterápico busca aumentar el tiempo de vida del animal sin producir efectos secundarios que empeoren su calidad de vida por lo que nunca llegará a curarse por completo sino que se tratará de forma paliativa.

El tiempo de supervivencia con quimioterapia es más de un año y aproximadamente el 25 % pueden llegar a los 2 años. En caso de no tratar el pronóstico es malo.

¿Te ha parecido útil este contenido?

Deja un comentario