El hipertiroidismo en perros

El hipotiroidismo es una enfermedad hormonal en la que la glándula tiroides no secreta suficiente hormona tiroidea.

La tiroides es una glándula ubicada en la base frontal del cuello con forma de mariposa y se encarga de producir y liberar las hormonas tiroideas involucradas en multitud de procesos metabólicos y funciones corporales.

hipertiroidismo canino

Causas del hipertiroidismo en perros

El hipertiroidismo es el problema más común del sistema endocrino en perros.

Existen dos causas por las que se puede desarrollar hipotiroidismo:

  • Tiroiditis autoinmune. Es debido a un proceso autoinmune donde el cuerpo ataca los tejidos de la glándula tiroides.
  • Atrofia idiopática de la glándula tiroides. Se debe a un proceso degenerativo donde se produce una atrofia de la glándula tiroides y el tejido de la glándula es reemplazado progresivamente por el tejido adiposo. Es el más frecuente.

Síntomas y signos clínicos del hipertiroidismo

Las razas de tamaño mediano y grande de entre 4 y 10 años de edad son las más afectadas por el hipotiroidismo.

Entre los síntomas más frecuentes encontramos:

  • Cambio de conducta
  • Depresión
  • Falta de energía e intolerancia al ejercicio
  • Aumento de peso sin aumento de apetito
  • Frecuencia cardíaca disminuida
  • Infecciones de piel y oídos 
  • Anormalidades en el sistema reproductivo y nervioso

Cuando aparecen la mayoría de síntomas la glándula tiroides ya se ha dañado en al menos un 70%, pero una vez detectada la enfermedad se puede tratar fácilmente. 

Diagnostico del hipertiroidismo

Mediante una analítica sanguínea podemos diagnosticar el hipotiroidismo. Se mide la T4 total que nos analiza la función tiroidea.

En ocasiones el hemograma revela una anemia normocítica normocrómica no regenerativa y en la bioquímica suele encontrarse un aumento del colesterol y triglicéridos.

El diagnóstico definitivo se establece ante una T4 muy baja en ausencia de factores que puedan disminuirla junto con signos que coincidan con la enfermedad.  

hipertiroidismo en perros

Tratamiento del hipertiroidismo

El hipertiroidismo es una enfermedad que se trata fácilmente afortunadamente.

El tratamiento consiste en la administración de la hormona tiroidea sintética una o dos veces al día.

El veterinario recomendara empezar con dos administraciones por día, una por la mañana y otra por la noche. Cuando los síntomas se han reducido, el tratamiento puede ser reducido a una dosis por día.

Muchos pacientes requieren un tratamiento de por vida ya que para resolver la sintomatología hay que esperar algunas semanas o incluso meses. Pasadas 2 semanas desde el inicio del tratamiento se empieza a observar el aumento de actividad y pasadas 8 semanas se observa una pérdida de peso evidente. Si el perro ha tenido problemas de piel, puede durarle varios meses. Si el animal presenta síntomas neurológico necesitará de 8 a 12 semanas de tratamiento.

La suplementación excesiva de la hormona tiroidea causa nerviosismo, pérdida de peso, aumento del agua y aumento de la orina. Si tu perro tuviera alguno de estos síntomas hay que llamar al veterinario urgentemente para que ajuste la dosis.

Para estabilizar la dosis de hormona tiroidea, se mide la concentración de la hormona tiroidea en la sangre 1 o 2 meses después del tratamiento. Una vez estabilizada la dosis hay que controlar la concentración en sangre mínimo una vez al año siempre que la sintomatología no haya empeorado.

Prevención del hipertiroidismo en perros

El hipertiroidismo en perros no tiene prevención, pero un diagnóstico acertado, tiempo y un tratamiento adecuado puede permitir que el perro pueda hacer una vida casi normal.

Eso si, hay que realidad controles periódicos mediante analíticas completas y así también podemos descartar otros posibles problemas de salud.

¿Te ha parecido útil este contenido?

Deja un comentario