Las espigas y los perros

Llega el buen tiempo y con el aumenta el tiempo de los paseos por la montaña, campo y parque con nuestro perro, pero cuidado, en estos paseos hay que tener cuidado con las espigas ya que pueden provocarle grandes daños a nuestra mascota.

Espigas en los perros

¿Qué son las espigas?

Las espigas son vainas que recubren semillas de diferentes plantas gramíneas. Estas, tienen forma de flecha con una punta muy afiliada que hace que se pegue en cualquier superficie como el pelo de nuestro perro, piel, mucosas…

Las espigas se pueden reconocer fácilmente, pueden ser verdes o amarillas según si están maduras o tiernas.

Aparecen en primavera y duran todo el verano.

espigas en perros

Los peligros de las espigas

Las espigas se pegan al pelo de nuestro perro y se clavan en la piel derivando a grandes problemas de heridas, nudos penetraciones en la piel.

¿Dónde se les suelen clavar a los perros las espigas? 

Las espigas se desprenden con facilidad cuando se secan y ahí es cuando hay que tener cuidado ya que se adhieren con facilidad a cualquier ser vivo que pase por su lado.

Las espigas se suelen clavar:

  • Entre el pelo: en los perros que tiene el pelo largo esto suele ocasionar un gran problema ya que no se les ve con facilidad. 
  • Zonas interdigitales: estas zonas son entre los dedos de las patas, si no nos damos cuenta de que se le ha calvado una espiga entre las almohadillas, esta se puede introducir profundamente y provocarle un absceso o incluso una fistula. Si es el caso de tu perro tendrás que ir al veterinario para que este haga un pequeño corte y extraiga la espiga. Para esta intervención se requiere anestesia o sedación. 
  • En los oídos: dado que nuestros perros siempre van con el morro en el suelo es muy fácil que se les pueda introducir una espiga en la nariz. Notaremos que nuestro perro tiene una espiga en la nariz porque estornudara con frecuencia y muy fuerte o porque la trufa le empezara a sangrar. La nariz es una de las zonas más sensible de los perros ya que tiene muchos vasos capilares y sangra con facilidad. Si es el caso de tu perro tienes que llevarlo al veterinario para que le pueda sacar la espiga de la nariz. 
  • En los ojos: cuando la espiga se le mete en los ojos suele quedarse en el globo ocular o parpado. También pueden clavarse en el tercer parpado. Si se le ha clavado una espiga en el ojo lo notareis porque se le inflamara inmediatamente y se quedara medio cerrado. El peligro en esta ocasión es que nuestro perro al molestarle el ojo se toque con la pata y se produzca más daño. Las espigas en el ojo son muy dolorosas, molestas y muy peligrosas si no se extraen a tiempo ya que pueden provocar infecciones y cegueras. 

¿Se puede evitar que se le calve una espiga a nuestro perro? 

La forma más eficaz de evitar que se le claven espigas a nuestro perro es no llevarlo a donde hayan plantas gramíneas a pasear.

Según tu lugar de residencia puede ser imposible.

En el caso de que vivas en un lugar donde no es posible evitar este tipo de plantas puedes:

1️⃣ Evitar los campos donde hayan más concentración de espigas y buscar zonas despejadas.

2️⃣ Cuando el paseo acabe revisar bien a nuestro perro, cuerpo, orificios y almohadillas.

3️⃣ Cepillar a nuestro perro una vez al día o varias veces según por donde hayamos paseado.

4️⃣ Si tienes un perro con el pelo largo, puedes cortarle el pelo siempre que la raza lo permita para poder ver las espigas con más facilidad.

¿Cómo puedo sacarle una espiga de la nariz o de otras zonas a mi perro? 

Si a tu perro se le ha clavado alguna espiga aquí te dejamos las indicaciones para acabar con ella.

perro en veterinario por espiga

Espigas superficiales

Si la espiga esta clavada superficialmente podrás extraerla con las manos sin ayuda de unas pinzas. Una vez extraigas la espiga, limpia la zona con algún líquido desinfectante como Agua oxigenada.

Si la espiga se rompe al intentar extraerla ve al veterinario para que la extraiga correctamente y evitar que se cree un granuloma por cuerpo extraño. En estos casos la zona afectada se enrojece y puede llegar a infectarse.

El veterinario considerará si es necesario cirugía para extraer la espiga o puede desinfectar la herida para evitar riesgo de infección.

Espigas en orificios (ojos, oídos y orificios nasales) 

Si crees que tu perro puede tener un espiga en cualquiera de estos orificios (ojos, oídos u orificios nasales) debes acudir inmediatamente al veterinario ya que se necesita una intervención muy cuidadosa para extraerla o puede suponer un riesgo para tu perro.

Como siempre acude al veterinario, el sabrá que hacer.

¿Te ha parecido útil este contenido?

Deja un comentario