Saltar al contenido

La Leishmaniosis canina (Leishmania)

La leishmaniosis canina es una enfermedad producida por un parásito ( Leishmania ) que es transmitido al perro mediante la picadura de un mosquito.

¿ Que es la Leishmaniosis canina?

leishmaniosis canina

La Leishmaniosis canina es una grave enfermedad parasitaria que se transmite a perros a través de picaduras de mosquitos. Estos mosquitos que transmiten la enfermedad son del género Phlebotomus, se convierten en portadores de la leishmania al haber picado con anterioridad a otros perros contagiados.

Su sencillo traspaso y el hecho de que la leishmaniosis canina puede ser mortal, hace que la prevención sea la mejor arma contra ella.

Los perros NO transmiten la leishmaniosis a las personas, solo si el sistema inmunitario de dicha persona fuera muy débil podría contraerla, pero NO por el contacto con perros enfermos, es decir, No existe ningún peligro de contagio por tener un perro enfermo de leishmaniosis canina en casa.

El riesgo de contraer esta enfermedad se da principalmente en los países de la cuenca mediterránea y en América Latina. Siendo épocas de mas calor las de mas riesgo. En España las regiones mas afectadas son las de Aragón, Cataluña, Madrid, Baleares, Levante, Murcia, Andalucía, Castilla- La Mancha, Extremadura y Castilla y León. Se ve en otras regiones pero con menos intensidad.

La época de mayor transmisión de la Leishmaniosis canina se produce en los meses comprendidos entre el final de la primavera y el final del otoño, aunque estos últimos años el mosquito ha aparecido antes de la temporada, principios de marzo.

Transmisión y contagio de la Leishmania

Como ya he explicado en el apartado anterior, la leishmania se transmite a través de las picaduras de moquitos y afecta a todas las razas de perros.   Transmisión y contagio de la Leishmania

Los parásitos se desarrollan en las células blancas del perro, estas son las encargadas de defender a su organismo de agentes infecciosos, dejando a este desprotegido.

El periodo de incubación de la leishmaniosis canina ( tiempo que pasa desde el contagio hasta la aparición de los primeros síntomas) puede ser de varios meses.

Aunque cada vez hay mas casos de leishmania, no hay indicio de que se transmita por contacto directo de un perro infectado a uno sano, ni por orina, heces, ni heridas…

Síntomas de la Leishmaniosis canina

El desarrollo de la enfermedad varia en función de los órganos que se vean afectados. Los primeros síntomas pueden aparecer meses después de la picadura. Algunos perros pueden no tener síntomas durante periodos de tiempo variados, según su sistema inmunitario.

Síntomas de la Leishmaniosis canina

La sintomatología mas frecuente es:

  • Perdida parcial del pelaje
  • Fiebre
  • Piel seca
  • Caspa
  • Perdida de peso
  • Heridas en la piel
  • Heridas no cicatrizante
  • Crecimiento anormal de las uñas
  • Anemia
  • Ulceras cutáneas
  • Hemorragias nasales
  • Inflamación de los ganglios linfáticos, hígado y bazo
  • Apatía, debilidad
  • Insuficiencia renal

Diagnostico y tratamiento de la Leishmania

El diagnostico se realiza mediante análisis de sangre, biopsia de la piel, pruebas serológicas y citología de la medula ósea.  Diagnostico y tratamiento de la Leishmania

La leishmania tiene tratamiento, pero no cura.

Es importante que se detecte pronto para que el tratamiento sea mas eficaz. Cuanto antes se empiece a tratar la leishmaniosis canina, menos avanzara la enfermedad, por lo que las secuelas en nuestro perro serán menores. Si la enfermedad se detecta tarde, podría llegar a atacar a órganos vitales del perro teniendo que  recurrir a diálisis, trasplantes o causando incluso la muerte de nuestra mascota.

Aunque la leishmaniosis no tiene cura, con los medicamentos disponibles actualmente se puede alargar la vida del animal, incluso mejorar su calidad de vida, llegando casi a no notar la enfermedad. Es importante saber que la leishmaniosis canina es una enfermedad crónica por lo que puede haber recaídas.

Prevención de la Leishmaniosis canina

En este caso, como se suele decir… Mejor prevenir que curar.

La prevención de la leishmaniosis canina es muy importante y lo mas eficaz en este caso. Para esto hay que evitar que pique el famoso mosquito de la leishmania por lo que hay varios elementos que ayudan a prevenir el picotazo. Collares antiparasitarios ( Scalibor, Seresto  ) Pipetas ( Advantix, Frontiline ) Sprays (Frontline…) ( Tiendas www.tiendanimal.es, www.amazon.es)

También existe una vacuna preventiva de la Leishmania que ayuda a reforzar el sistema inmunológico ante la enfermedad. Esta solo se pondrá a perros que hayan dado negativo en las pruebas previas, ya que no ayuda a curarla si ya ha dado positivo en leishmaniosis canina.

Consejo: En las épocas de mayor riesgo de contagio, cambiar los paseos de primera hora de la mañana, ultima de la tarde y nocturnos por paseos diurnos. Y una vez acabado el verano ir a la clínica a hacer la prueba para saber si nuestra mascota tiene Leishmania.