Saltar al contenido

La Inmunodeficiencia felina (VIF)

Gato VIF

Gato VIF La inmunodeficiencia felina ( sida felino ) junto a la leucemia felina son de las enfermedades que mas afecta al mundo gatuno. El sida felino no tiene vacuna pero se puede tratar.

¿Qué es la inmunodeficiencia felina?

El VIF es un lentivirus que solo afecta a los gatos. Es la misma enfermedad que afecta a los humanos (SIDA) pero el virus es distinto, por lo que no se contagia al humano.

El virus de la inmunodeficiencia felina ataca al sistema inmunitario del gato destruyendo los linfocitos-T. Esto hace que nuestro gato sea vulnerable a infecciones y otras enfermedades menos importantes pero que con el VIF pueden provocar la muerte.

Si se detecta a tiempo la inmunodeficiencia felina se puede controlar. Con el tratamiento adecuado nuestro gato puede tener una vida larga.

¿Cómo se contagia el VIF?

Para que nuestro gato se contagie de sida felino necesita estar en contacto con la saliva o sangre de un gato infectado. Normalmente la manera de contagio mas común es por mordedura. Los gatos callejeros son los mas propensos a esta enfermedad.

El VIF a diferencia que en el caso de los humanos, no se contagia mediante vía sexual, por la gestación de una madre portadora ni por compartir bebedero o comedero.

Si nuestro gato no sale de casa no hay porque preocuparse, pero si este sale por las noches, seria conveniente hacerle un análisis de sangre para comprobar que todo esta bien. Los gatos son animales muy territoriales por lo que pueden provocar alguna pelea en la que haya mordiscos.

Síntomas de la inmunodeficiencia felina

Un gato con inmunodeficiencia felina puede vivir años sin presentar síntomas hasta que se detecte la enfermedad. Si esta contagiado, posiblemente los primeros síntomas podamos verlos cuando con la destrucción de los linfocitos-T el sistema inmunitario de nuestro gato se vea afectado. Esto haría que no pudiera enfrentarse con las pequeñas bacterias y virus que enfrentan a diario sin antes ningún problema.

Estos son los síntomas del VIF que pueden aparecer:

  • Fiebre
  • Perdida de apetito
  • Gingivitis
  • Pelaje sin brillo
  • Estomatitis
  • Diarrea
  • Infecciones recurrentes
  • Inflamación del tejido conjuntivo
  • Perdida de peso progresiva
  • Abortos y problemas de fertilidad
  • Deterioro mental

Normalmente el principal síntomas es la aparición de enfermedades recurrentes por lo que es importante tener a nuestro gato vigilado.  Estas enfermedades suelen ser las mas comunes, pueden parecer poco importantes pero si recae, es conveniente ir al veterinario para que este le realice las pruebas convenientes y pueda tratarlo.

Tratamiento para la inmunodeficiencia felina

La mejor cura como en todas las enfermedades es la prevención. Aunque es una enfermedad sin vacuna, con el tratamiento adecuado nuestro gato puede vivir feliz.

Una manera de que nuestro gato no sea contagiado es evitar y controlar las salidas y las peleas callejeras de este. Es conveniente hacerle un chequeo por lo menos una vez al año y mas si ves que tu gato tiene algún arañazo o mordisco. Si con todo esto al final es infectado es importante el fortalecimiento de las defensas y del sistema inmunitario. Si al realizar la prueba correspondiente nuestro veterinario, sale positivo en VIF, inmediatamente se pondrá tratamiento.

Existen medicamentos que pueden ayudar a controlar las bacterias e infecciones que ataquen a nuestro amigo. Son medicamentos antimicrobianos. Estos, pueden administrarse de forma constante si no nuestro gato puede recaer. También hay tratamientos antiinflamatorios que ayudaran en la aparición de la gingivitis y estomatitis. Todos estos medicamentos han de darse bajo el control de nuestro veterinario, nunca hay que tratar a nuestro amigo por nosotros mismos.

Es muy importante la alimentación de nuestro gato, en estos casos debe ser especial. Se recomienda una dieta con alto contenido de calorías (latitas y comida húmeda ).

Hay que saber que ningún tratamiento actúa directamente sobre el VIF, pero si mantenemos a raya las enfermedades oportunistas nuestro gato puede tener una buena vida.

Es importante tener en cuenta que la esperanza de vida en un gato con sida no es predecible, todo depende de como su sistema inmunitario actué contra las enfermedades oportunistas. Nuestro gato necesitara unos cuidados mínimos y hay que estar muy pendiente del peso y la fiebre.

 

La Inmunodeficiencia felina + inmunodeficiencia felina